Featured Post

Alfredo Romainville el maldito gamonal del Cusco.

La imagen puede contener: una o varias personas

Alfredo Romainville castigó cruelmente a la campesina Juana Oré, porqué se demoró en la palla (recolección-cosecha) de coca, triturandole las manos, por lo que poco después tuvieron que amputárselas.

El periódico "El Sol del Cusco" publicó en 1962 las fotografías de la mujer mostrando sus muñones, así como de otros campesinos castigados con amputaciones. A Cosme Huamán Aguirre, Romainville lo golpeo terriblemente por llegar tarde a cumplir las condiciones y lo arrojó a un barranco. Una de sus piernas se fracturó y tuvo que ser amputada.

A Justino Oviedo Sulca un niño de 12 años, por no igualar a los adultos en el trabajo, lo azotó en la cara y le reventó un ojo. La esposa de Duque Cesárea Matasoglio, castigó cruelmente a Rosa Valdez Andrade y su hermana por haberles negado el saludo. Las víctimas fueron encerradas en su choza, a las que humearon con azufre, lo que provocó la ceguera de ambas estas noticias difundidas por los dirigentes campesinos de la hacienda Huadquiña conmocionaron a la opinión publica de todo el pais.

Otros casos de violencia contra los campesinos fueron exhibidos en la universidad San Antonio de Abad del Cusco para sensibilizar a los estudiantes y movilizar el apoyo a Hugo Blanco.

Fuente: Diario El Sol del Cusco, 30 de mayo 1962
Extracto del libro "La revolución de los arrendires: Una historia personal de la reforma agraria"
Autor: Rolando Rojas Rojas
 

Publicar un comentario