Un reciente documento del France Libertés, institución defensora de los derechos humanos, la cual posee estatus consultivo en la ONU, y emitido por las mismas Naciones Unidas, critica al Gobierno peruano por no velar por los derechos ambientales y el derecho de los pueblos indígenas y campesinos afectados por el proyecto minero de Conga, de Yanacocha, y el megaproyecto hidroeléctrico Chadín 2, de Odebrecht.
"Tanto Minas Conga como Chadin 2 constituyen proyectos que atentan contra el ecosistema y el derecho al agua y que van costando vidas humanas, numerosas personas heridas, otras denunciadas y la protesta pacífica criminalizada", se lee.
Luego de evaluar al detalle la historia de protestas, violaciones de los derechos humanos contra manifestantes, como los seguimientos a dirigentes políticos de Cajamarca, el amedrentamiento a los ronderos, y las pruebas de contaminación y destrucción de importantes ecosistemas, el informe exhorta al Estado Peruano lo siguiente:
+ Respete los derechos económicos, sociales y culturales fundamentales de los pueblos indígenas incluyendo sus derechos ambientales. 
+ Respete los derechos civiles y políticos fundamentales de los pueblos indígenas. 
+ Respete el derecho de reunión, el derecho de opinión y de expresión. 
+ Respete el derecho fundamental al agua y al saneamiento.
+ Ponga fin a la criminalización de la protesta y a la intervención militar y policial. 
+ Limite el uso de la fuerza frente a manifestaciones pacíficas.